Prostitutas obligadas prostitutas alemania

prostitutas obligadas prostitutas alemania

El del sexo es un negocio boyante e invariable. Y así lo han detectado también las organizaciones delictivas. El de la trata de personas es el tercer negocio del crimen organizado, y en algunos países se ha convertido en el primero.

Una de cada siete prostitutas, recalca el informe -elaborado por los relatores de la ONU con sus datos y otros recopilados por los países, las fiscalías, la policía y las ONG-, es víctima de la trata en Europa.

Las mujeres llegan al país de destino, explica la ONU, engañadas y a veces coaccionadas. Allí, la mayoría de las víctimas son reclutadas por conocidos, amigos o familiares. Muchas de ellas sufren violencia antes y después de llegar a su destino. Organizaciones muchas veces pequeñas -de dos o tres personas- que antes de ofrecer a las mujeres a sus clientes las violan para iniciar el maltrato.

Permitimos la prostitución, pero dicho sector tiene que cumplir con ciertos requisitos. Las prostitutas deben trabajar en condiciones decentes. Es posible en casos individuales, pero eso no puede ser un argumento para dejar que el sector de la prostitución se gobierne por sí solo. Por cierto, uno no debe cometer el error de equiparar la prostitución ilegal con la prostitución forzada. El hecho de que una prostituta esté registrada correctamente no significa que no pueda ser víctima de trata de personas.

Para los burdeles es mejor registrar a sus prostitutas, con la excepción de las mujeres de países, como Tailandia o Nigeria, que no tienen permiso de residencia. En algunos países de Europa del Este, las condiciones de vida son tan precarias que hay muchas mujeres dispuestas a permitirlo.

Sobre todo porque a menudo existe una estrecha relación familiar o amorosa entre las víctimas y los que las obligan a prostituirse. La policía estima que la cantidad de casos no denunciados es entre dos y tres veces mayor y algunas agencias de asesoramiento y autoridades internacionales calculan cifras incluso mayores.

Estas cifras se han mantenido relativamente constantes a lo largo de los años. Podemos ver muy claramente la relación entre la participación de la Policía y las cifras. Algunos Estados federados, que son muy activos, entre otros, Baja Sajonia, generan muchos casos. En otros, como en Turingia, solo se informa de un caso por año. Las autoridades correspondientes también deben contar con personal competente que comprenda a quién se enfrenta y que reconozca las posibles señales de la trata de personas.

Desde edita la revista feminista EMMA. Antes había publicado "La pequeña diferencia y sus grandes consecuencias", libro en el que habló en favor de la libre sexualidad sin relaciones de poder. La obra se convirtió en un bestseller mundial. Schwarzer tuvo muchas antecesoras. Participante en la Revolución Francesa, fue una de las precursoras de la lucha por la igualdad.

Olympe de Gouges escribió en la "Declaración de los derechos de la mujer y la ciudadana", en respuesta a la "Declaración de los derechos humanos y civiles", de , que no contempló a las mujeres. De una mayor protección legal, legitimación y autodeterminación de las trabajadoras sexuales, nada. La ley de prostitución alemana previa databa del año Esta normativa, que estuvo vigente durante 15 años, tuvo por finalidad mejorar las condiciones de trabajo y de vida de las prostitutas.

Esto se debe principalmente a que, dada la estructura federal de Alemania, muchos aspectos concretos de su implementación quedaron en manos de los diferentes estados federados Bundesländer. Las políticas que éstos siguieron fueron dispares y parcializadas y, en términos generales, limitadas y deficientes.

No existe evidencia empírica de que esta ley haya generado un aumento de casos de trata de personas para fines de explotación sexual en Alemania. Tampoco los centros de asesoría a personas objeto de trata reportan un aumento significativo de casos en su consultoría a partir de

Inmediatamente surgen las siguientes preguntas: Quienes trabajamos con mujeres con experiencia de trata, explotación o violencia conocemos la importancia de generar condiciones adecuadas para que la consultante pueda explayarse acerca de lo vivido. Por otra parte, la obligación de registro implica el fin de la posibilidad de ejercer el trabajo sexual de manera anónima en Alemania. Con todo, en términos de anonimato y protección de datos, posiblemente uno de los mayores problemas se origine en la existencia misma del carnet de prostituta.

La nueva ley de prostitución afecta de manera especial a trabajadoras sexuales migrantes y a aquellas en situación irregular. Y ya tenemos aquí un mal precedente: El costo no menor de la interpretación certificada debe ser asumido enteramente por la registrante [3].

Personas que en Alemania se desempeñan en el trabajo sexual sin que lo sepan sus cercanos en el país de origen - en el cual, posiblemente, la prostitución se encuentra prohibida o es altamente sancionada en la sociedad — corren el riesgo de sufrir discriminación y estigma en caso de revelarse su fuente laboral, lo que podría incluso extenderse a su grupo familiar.

Al no contar con un permiso de residencia no pueden ir a registrarse y se ven forzadas a incumplir una obligación legal, quedando en la clandestinidad. La ley no conlleva una mayor legitimación legal o social de las personas trabajadoras sexuales ni establece medidas adecuadas de identificación, acompañamiento, apoyo y garantía de derechos para personas sometidas a violencia o coacción. Con ello, Alemania ha desperdiciado una importante oportunidad para mejorar realmente las condiciones de vida y trabajo de quienes ejercen la prostitución.

Por el contrario, la Ley alemana de , lejos de ser perfecta, fue un paso hacia la despenalización del trabajo sexual. Existen tres razones principales por las que la ley es insuficiente. La primera razón es que la ley alemana sobre prostitución Prostitutionsgesetz , que entró en vigor en , quedó incompleta y no eliminó muchas de las leyes vigentes en materia de trabajo sexual. Estas personas trabajadoras se enfrentan a muchas barreras administrativas en Alemania y trabajan en condiciones jurídicas y económicas que a menudo son muy precarias.

Esto se traduce en problemas específicos que no pueden resolverse mediante el control o la penalización del trabajo sexual, pese a las opiniones de muchos opositores al trabajo sexual.

Desde finales de los años ochenta en adelante, organizaciones como Hydra, Madonna, Kassandra, HWG y otras hicieron campaña a favor de una revisión de la legislación alemana. Estas organizaciones protestaron contra la hipocresía de la situación existente, en la que el propio trabajo sexual no era legal pero a las personas que ejercen el trabajo sexual se las obligaba a pagar impuestos y no se les reconocía derechos laborales.

Ya en , las organizaciones de personas que ejercen el trabajo sexual trabajaron en el borrador de una ley contra la discriminación y presionaron a los partidos políticos de la izquierda para que lo apoyaran. Una característica importante de la legislación de entonces eran los controles de salud obligatorios, que se habían incorporado de nuevo en , con la Ley de Enfermedades Venéreas Geschlechtskrankheitengesetz.

Los controles de salud obligatorios fueron abolidos finalmente en , mediante la Ley de Prevención de Infecciones Infektionsschutzgesetz. El proceso de implementación de la nueva legislación para mejorar la condición jurídica y social de las personas que ejercen el trabajo sexual en Alemania ha tardado casi veinte años.

Muchas de las leyes penales relativas a la prostitución se mantuvieron como estaban. Esto convirtió a los burdeles alemanes en empresas legales y ayudó a mejorar las condiciones de trabajo: Para las personas que ejercen el trabajo sexual, la nueva posibilidad de denunciar a los clientes para cobrar el precio pactado tuvo principalmente un componente simbólico, ya que las personas profesionales del sexo en Alemania, como en otros lugares, demandan el dinero pactado por adelantado pero, sin duda, esta medida sirvió para fortalecer la propia confianza y la agencia de las personas que ejercen el trabajo sexual durante el proceso de negociación con el cliente.

Con esta ley, las personas profesionales del sexo también consiguieron acceder a seguros médicos y, en principio, también a los servicios de asesoría laboral en caso de querer cambiar de profesión.

Sin embargo, sigue siendo un problema las dificultades reales en relación a la formación del personal que atiende en los servicios laborales, quienes a veces deniegan el apoyo a las personas que ejercen el trabajo sexual debido a su propio desconocimiento de la ley.

Uno de los mayores problemas con la legislación actual tiene que ver con el hecho de que la ley que permite a las ciudades y comunidades establecer zonas de prohibición para la prostitución Sperrgebiete , no fue modificada en Los municipios también tienen la facultad de prohibir los burdeles.

Por su parte, la policía sigue siendo un problema, ya que tiene, en la mayoría de estados alemanes, derecho a entrar en los espacios de trabajo sexual en cualquier momento del día, sin necesidad de demostrar fundadas razones. Por ejemplo, la policía registra a todas las personas que ejercen el trabajo sexual en el estado de Bavaria sin ninguna base legal.

Esto crea un clima de desconfianza que alimenta la discriminación contra las personas que ejercen el trabajo sexual, especialmente contra las que son de origen migrante. Estas estrategias se dan independientemente de la legalidad o ilegalidad del trabajo sexual.

No obstante, la posibilidad legal de vender servicios sexuales repercute, naturalmente, en las condiciones laborales de este colectivo y su capacidad para elegir sus lugares de trabajo y sus clientes. Esto también refleja el discurso contra la trata a nivel mundial, que equipara la trata de personas con el trabajo sexual, lo que a su vez define las percepciones comunes sobre el trabajo sexual y que conduce a una reconfiguración de las diferentes leyes. El debate sobre el trabajo sexual e inmigración, que a menudo considera a las personas que ejercen el trabajo sexual como víctimas de trata, se alimenta de la intención, podríamos decir xenófoba, de expulsar a las personas migrantes.

Presentar el trabajo sexual poco atractivo y de difícil acceso para las personas inmigrantes bajo el pretexto de la protección puede significar, para algunas personas, un efecto secundario positivo de la reforma prevista. Si tenemos en cuenta en el debate la gran cantidad de personas migrantes que ejercen el trabajo sexual debería ser suficiente para demostrar las deficiencias de la Ley, independientemente de la situación jurídica del trabajo sexual y la situación económica de los hombres y las mujeres trans y cis en los países vecinos de Europa del Este.

Las nuevas restricciones incluyen:.

prostitutas obligadas prostitutas alemania Una de cada siete prostitutas, recalca el informe -elaborado por los relatores de la ONU con sus datos y otros recopilados por los países, las fiscalías, la policía y las ONG- es víctima de la trata en Europa. Frankenstein en prostitutas obligadas prostitutas alemania Casa Blanca - Trump y el interregno global. Por ejemplo, la policía registra a todas las personas que ejercen el trabajo sexual en el estado de Bavaria sin ninguna base legal. Las políticas que éstos siguieron fueron dispares y parcializadas y, en términos generales, limitadas y deficientes. Y ya tenemos aquí un mal precedente: Podemos ver muy claramente la relación entre la participación de la Policía y las cifras. El mundo pudo cambiar de base.

0 thoughts on “Prostitutas obligadas prostitutas alemania

Leave a Comment